“Para el lacayo no puede haber hombres grandes, porque el lacayo

tiene su propio concepto de grandeza”
Leon Tolstoi