Y llegó la feria del Libro a Trujillo…
6.00 p.m.- un taxi de un adicto de la salsa me sumerge en el envilecido tránsito del centro. Consecuencia: Un autobús rojo casi nos obliga a concluir en la segunda línea está historia.
– “Ese es el mata taxis” – aclara el taxista – “hace un par de meses me destrozó otro carro”
6.30 p.m. Una portada colonial, una plaza llena de historia, ficus llenos de pájaros y ratas; tubos metálicos llenos de nada, jóvenes editores, lectores de portadas, compradores compulsivos y mirones se cofunden en un solo coro murmurante.
7.00 p.m. Ceremonia de inauguración: un regidor trata de colarse cerca del alcalde; un estudiante trata de colarse donde haya un asiento. Un galán trata de colarse donde haya una presa. Un marido trata de colarse lo más lejos de su esposa.
Yo no… yo ya me colé.
7. 10 p.m. Himno Nacional del Perú: “Somos libres…” el auditorio de pie, mientras piensa dónde se debe poner las manos para aderezar un himno bien cantado. Resultado: unos en el pecho, otros en las caderas, otros en las caderas ajenas, otros en los bolsillos, otros en los bolsillos ajenos.
7.15 p.m Himno de Trujillo: El acalde cajamarquino de Trujillo traga saliva, sus ojitos asustados se encuentra con los ojitos embarazados de la concurrencia… Suenan las notas y respira tranquilo: “nadie se sabe el himno”. Todos mueven la boca dando el efecto de película china doblada al español.
7.20 Palabras y agradecimientos. Se imponen medallas (por cierto bien merecidas). Se hacen promesas. Se expresan halagos. Se recuerda a los renombrados poetas liberteños: César Vallejo, Watanabe, José Eduardo García, Marco Antonio Corcuera (ni una palabra de mi amigo Manuel). Se declara inaugurado el asunto. Se invita un súper brindis y bueno:

¡Que viva la Feria!

Roberto Pável

Página Oficial de la Feria del Libro… Entrar
Programa de la Feria de Libro … Entrar