La verdadera libertad consiste en el dominio absoluto de si mismo.

Montaigne