La melodía agridulce

Juan Gonzalo Rose (1928 – 1983) es un escritor entrañable. Sus versos tienen una calidez conmovedora; sus palabras , el brillo de los objetos viejos y amados. A través de su voz, las simples calles se tornan en alegorías del destino.

Roberto Pável
Jáuregui Zavaleta

________________________________________
Cómo es ya rigor:

aquí una muestra del gran Gonzalo:
Nata Natal

“Yo te perdono, Lima, el haberme parido
en un quieto verano
de abanicos y moscas.

Por varias veces fuime
lejos de tu pechuga y conocí avenidas
con el pelo rapado,
divanes consumidos por las pulgas
prendadas de mi cuero; pero también hamacas
colgadas de la luna.

Y en todas partes, Lima, te extrañaba.
Más que pasión
la mía, es tu mala costumbre de quererme
casi sin consultarme, de servirme en la cama
garrafas de agua viva
traídas por doncellas
y pajes malandrines.

Yo te perdono, antigua, tu chochera conmigo,
mi chochera contigo, nuestros ambos cariños
al pie de la mampara.

Tristes reliquias somos
de un hermoso país
que jamás conocimos.”

Juan Gonzalo Rose
(De Informe al rey y otros libros secretos)
LIMA PERU