Uribe fue multado $10,800.00 por mentir.

Quiero entender esto desde la perspectiva de la sanción y la obligación.

Juvenal dice que tomar una gaseosa en una discoteca, o ir a una discoteca el mismo día que la selección pierde por 2 a 0 ante Japón no necesariamente es malo… o en otras palabras: no es algo que moleste a la comisión. [1]

Eso tiene sentido, porque, en cierta forma, no hay nexo de causalidad entre derrota y discoteca, o entre partido y gaseosa. Brasil ha hecho muy buenos partidos con y sin discoteca, y mi vecino calavera ha jugado sus mejores partidos, en la canchita de la vuelta, precisamente los días de post juerga.

Lo que no tiene sentido es que se diga que tomar gaseosas en una discoteca carece de importancia… pero decir que no se tomó la gaseosa cuando en realidad sí se la tomó es más grave que jurar por la carracuca. Lo que no se entiende es que por ir a la discoteca el día que perdió Perú, Uribe reciba únicamente la comprensión de la comisión; pero por decir que no fue a la discoteca reciba una multa de $10, 800.00…

¿Tiene eso sentido? Veamos el asunto de otro modo:

Si un hecho no es importante, si un asunto no es grave; decir que el hecho es verdadero o falso tampoco debería resultar relevante. Si alguien hubiera preguntado a Uribe, si se rascó la oreja izquierda el día del partido, y Uribe hubiera dicho que no, y luego hubiera aparecido un video con el negro rascándose con furia ¿se le habría tenido que multar con $ 10,800, por mentir a la comisión? Obviamente que no, porque legalmente, mentir sobre asuntos sin importancia tampoco tiene importancia.

El tema de la discoteca es coyuntural, como los caballos de Maturana, como los peinados de Pizarro… el tema de fondo es el desempeño de la selección y el triste papel de nuestros técnicos más apergaminados: Oblitas, Maturana, Ternero, Autori, etc, etc…

Particularmente creo que los jugadores y los técnicos deben tener libertad de ir a dónde quieran después de los partidos; del mismo modo que yo puedo ir al cine después del trabajo; al mismo tiempo, no sería mala idea que Uribe y sus jugadores reciban un recorte salarial importante cada vez que Perú pierda.

Roberto Pável
Jáuregui Zavaleta

Referencias:

[1] En La República se cita la siguiente declaración de Juvenal:
“A nosotros no nos molesto la salida de Uribe a una discoteca después del encuentro con Japón, lo que nos desconcertó es que lo haya negado, por ese motivo hemos decidido castigar económicamente a Uribe con un recorte del 30 por ciento de su sueldo por un mes”

Post anteriores sobre el tema:

Japón 2 – Perú 0

Anuncios