Revisaba, hace unos minutos, las noticias en mi página personalizada de google y me di con tres titulares sobre un mismo hecho: un hombre, luego de herir al policía que lo intervenía, por conducir un auto ajeno (más exactamente, perteneciente a alguien muerto recientemente); se echó a la fuga matando a dos personas e hiriendo a otras dos, en un mall en Kansas.

Fue imposible no recordar los desagradables y tristes sucesos de Virginia Tech. Muchos consideran estos eventos como un resultado del derecho constitucional de portar armas (USA). Sin embargo, recordé un incidente ocurrido en una escuela chilena hace varios años; los tiroteos y muertos a puñaladas que diariamente decoran las portadas en los periódicos nacionales. Es cierto, con un cuchillo no se puede matar tantos como con una pistola, pero la diferencia no es importante para los que mueren.

Pienso ahora que talvez hemos pasado algunas cosas por alto. El desarrollo nos permite vivir mejor, mejores oportunidades de empleo y mejores vacaciones; al mismo tiempo, con o sin prohibición, nos permite acceder a mejores armas. Como ya he sostenido antes, no me parece que sea cuestión de que su sociedad sea más violenta que la nuestra; sino que, simplemente, sus “violentos” tienen más recursos económicos que los nuestros.

La historia humana estuvo marcada por la violencia desde su origen, y parece ser que un acto de violencia sellará su final, el final de la interminable balada del pistolero.

Roberto Pável
Jáuregui Zavaleta

Fuentes

Officials: Three shot dead at Missouri shopping center (CNN)
Alarma en EE.UU.: tres muertos por un confuso tiroteo en un shopping (Clarín)
EE.UU. Tres muertos en tiroteo en centro comercial (UNIVISION)

Tags:
, , , , , , ,

Anuncios