Luis XIV se hizo famoso por varias razones. Por Moliere, por Richelieu (la estabilidad que heredó se la debió a él), por perseguir protestantes, por usar pelucas horrorosas, por sus inmensos calzones, por Versalles, por autoproclamarse “Rey Sol”, y por haber acuñado esta frasecita:
“El Estado soy yo”

Hugo Chávez, como en una de esas historias borgianas, en las que nos sentimos abrumados por el peso y el absurdo del eterno retorno; se ha hecho famoso por su lengua dorada; por sus programas televisivos; por regalar plata ajena (léase plata venezolana) para sostener autocracias absolutistas; por cerrar canales opositores; y por haber ideado la teoría del complot universal contra Venezuela…

Fíjense en lo que dijo Chávez con atención:

“Tenemos información, y la teníamos, que ya comenzó el ataque masivo en todo el mundo contra el gobierno venezolano, contra mí, contra Chávez”

Como se podrá ver “el ataque masivo en todo el mundo” iría dirigido contra Venezuela, lo que en el diccionario personal de Chávez, significaría contra él mismo. Porque en Venezuela como en Francia del siglo XV, “el Estado es él”.

Roberto Pável
Jáuregui Zavaleta


Fuente:
El Caribe CDN.com.- Chávez denuncia campaña mundial contra él