Chávez, Britney, Lavigne y Boloco


Todo empezó el miércoles pasado, cuando mencionamos que Windhausen, haciendo eco a una cita de Mario Vargas Llosa, resaltaba lo estúpido que era el negar los genocidios. Mala jugada, pocos días atrás el Papa Benedicto XVI había negado el genocidio indigena en América Latina.

Luego notamos la posibilidad del super explosivo final de la especie humana, con motivo del desarrollo atómico de Irán. Y no podemos negar que ese final sería la última idiotez que se le ocurriría al hombre.

Entonces, se nos informa que Plaza & Janes publicará “El Regreso del Idiota”, 10 años después de la publicación del “Manual del Perfecto Idiota Latinoamericano”. En ese contexto Chávez dice que el mundo se lanzará sobre él como resultado de un complot universal que ni los productores de “X Files” podrían haber imaginado.

Como corroborando los indicadores elevados del idiotómetro, los fans de Britney Spears elevan piadosas oraciones por ella (lo que no tiene nada de idiota). Britney, conmovida, en señal de reciprocidad les muestra sus pechitos; y bueno, el gesto no es muy piadoso, pero los fans no se ofenden y redoblan las oraciones; la que se ofende es Avril Lavigne, quien declara que Britney es loca y estúpida porque enseña los pechitos para llamar la atención y poder vender su música; estas declaraciones las hizo Avril Lavigne mientras enseña sus propios pechitos para aumentar sus ventas. A esas alturas aparece Cecilia Boloco diciendo que admira a Britney, que se siente identificada con ella y que espera algún día conocerla…

Simplemente, como he dicho muchas veces… la realidad supera la ficción.

Roberto Pável
Jáuregui Zavaleta