Pedro Carreño, descerebrado e inescrupuloso Ministro del Interior Venezonalo, ha dicho que las protestas estudiantiles y, de taquito, todas las otras protestas sucitadas con motivo del cierre y apropiación de RCTV, vendrían a ser un “filón para atentar contra la paz y la seguridad ciudadana y del Estado”.
De lo que Pedro Carreño no se da cuenta es que el primer obstáculo para la paz y la seguridad ciudadana y de Venezuela son un par de individuos llamados Pedro Carreño y Hugo Chávez, quienes por cosas del destino ocupan los empleos de ministro del interior y presidente, respectivamente.
Lo mencionado en el párrafo anterior no es gratuito. Los juristas y costitucionalistas conocen de sobra (leer a Roscoe Pound, en todo caso) que, desde que el Estado tiene el poder para limitar la libertad y la propiedad de los ciudadanos, el principal peligro de la libertad y la propiedad no son los ladrones, sino el mismo Estado.
Venezuela es una prueba de ello. Hugo Chávez, el idiota latinoamericano estrella; ha decidido no renovar la licencia de un canal porque “desestabiliza su régimen” y porque “programa telenovelas subidas de tono”(lo que perjudica a los menores, particularmente, creo que si tanto le interesan los menores, debería moderar su vocabulario subido de tono); al hacer esto, ha tirado al tacho la libertad de expresión.
No solamente eso, sino que Hugo Chávez, ha hecho tabla rasa del derecho a la propiedad. Los bienes del canal silenciado han pasado al control del Estado, quien dispondrá de un nuevo canal estatal desde el cual uniformará el pensamiento político venezolano.

Dos cuestiones para terminar:

1. Como se ve, resultan ridículas las preocupaciones de Pedro Carreño por reducir la delincuencia en Venezuela: El y Hugo Chávez son más peligrosos que 50,000 delincuentes.
2. Caer en manos de un idiota es peor que caer en manos de un malvado. Aplicando las leyes de Murphy: una cosa mucho peor que la anterior es caer en manos de dos idiotas.

Roberto Pável

Jáuregui Zavaleta

Post Relacionados:

Pospost:Chávez Cierra Canal

Ùtero de Marita: La hora final de RCTV

Hugo Chávez o el advenimiento de una monarquía mediática

Anuncios