BBC Mundo informa la creación de un parque temático en Universal Orlando Resort (Florida). El parque tiene como inspiración los libros de JK Rowling y promete ser una suerte de Disney World para niños góticos.

La idea me parece sugestiva y emocionante ¿Te imaginas poder transitar en una réplica del castillo de Hogwarts, o merodear por Hogsmeade? Para los fanáticos de Harry Potter, la experiencia podría ser traumática (en el buen sentido de la palabra)

Ahora bien, me atrevería a sugerir la creación de parques temáticos sobre ciertas películas emblemáticas. ¿Cómo sería esto? Por ejemplo, tomando algunas de mis favoritas de la infancia y adolescencia, podríamos tener “El mundo mágico del Chubaca” (SIC), un parque donde podríamos visitar la Estrella de la Muerte, subir al Halcón Milenario, ir en simuladores en forma de las X-Wing y participar en combates en red entre naves imperiales y rebeldes. También, se me ocurre “El mundo mágico del gordo Pyle” (basado en “Nacido para Matar”), en ese parque se podría hacer pistas de campaña, acceder a hoteles con cuartos como barracas de escuela militar, dispararle a répicas de vietnamitas y ver representaciones de combates. “El mundo mágico del exhorcista” donde una réplica de Linda Blair vomitaría mientras su cabeza gira 360º o “El mundo mágico del Conde Drácula”, con un castillo del terror y su correspondiente chupada de sangre.

El dato que me llama la atención es que Warner Bros ha recaudado, solamente en taquilla, la simpática cifra de $ 3,500’000,000.00; una muestra de que la riqueza de las naciones, hace tiempo que ha dejado de depender de los “recursos naturales”

Roberto Pável
Jáuregui Zavaleta