Pero podríamos estar equivocados y siendo injustos con Tula Benites. Después de todo aquí hay dos posibilidades.

(1) El empleado Juan Carlos Cuadros tiene una tuberculosis que le impide recoger su carnet como trabajador del Congreso e incluso presentarse para dar su declaración. En este caso, Tula Benites Vásquez ha demostrado que tiene corazón.

(2) El empleado Juan Carlos Cuadros es un empleado fantasma. En ese caso Tula Benites ha demostrado sus poderes como medium… hombre, en todo caso sería una habilidad extraordinaria que, cuentan los parasicólogos, hubiera sido muy reconocida en la corte de Adolfo Hitler.

He pensado mejor todo este asunto, creo que debe haber una tercera posibilidad:

(3) El empleado Juan Carlos Cuadros nunca fue empleado. La medium Tula Benites no es una medium. Ella es, simplemente, otra congresista corrupta que tiene, para variar, muy malas excusas.

Roberto Pável
Jáuregui Zavaleta

Más sobre el tema en Puntos de Vista:

Menchola pide perdón pero no ha hecho nada indebido ¡¿Juat?!