Aquí una medida inteligente, que no todo en este blog debe ser crítica ácida y lenguados viperinos. Mediante Resolución Ministerial Nº 118-2007-TR se ha creado una certificación de buenas prácticas laborales (para más precisión, esto se realizó el 03 de Mayo del 2007)

La norma busca reconocer “a las empresas que demuestren mejores y creativas pràcticas de responsabilidad socio laboral, promoción y defensa de los derechos fundamentales de los trabajadores y un adecuado clima laboral que genere mayores niveles de productividad”. El certificado tendría la validez de un año.

Aquí viene el asunto. Si una empresa está convencida que la explotación o irregularidad laboral le rinde más beneficios que un certificado ¿por qué estaría interesada en obtener el documento? No creo que para ponerlo en la pared.

Se me ocurre que ventajas adicionales como que establecer como requisito la certificación para ser proveedor o contratar con el Estado, podrían hacer del dispositivo más eficaz, y el certificado más apreciado.

¿Qué propondría usted?

Roberto Pável
Jáuregui Zavaleta

Post Relacionados En Este Blog: