Se viene el Día del Maestro. Soy uno de esos sujetos nostálgicos que recuerdan con cariño las primarias escolares. Recuerdo que siempre quise tocar la campana del recreo y que llegué a Sexto de Primaria sin alcanzar la condenada soga. Claro en secundaria toque un par de veces el timbre, pero no es lo mismo.

Mi profesor Peralta, era delgado y sonriente; en una mano llevaba su enciclopedia Bruño y en la otra “el pan con queso”, usualmente confeccionado con la pata reciclada de una silla rota. Era buena gente mi profe… debo haber recibido mi ración de “pan con queso” solamente un par de veces en mis seis años de primarioso.

Conmemorando los viejos tiempos he colgado un poema titulado “Escolarismo N°01” en mi blog de poesía, que espero haga evocar aquellos tiempos en que nos divertíamos jugando a los “ladrones y policías”.

Roberto Pável
Jáuregui Zavaleta


Sin embargo, no quería dejar pasar la ocasión sin disfrutar este breve poema del maestro García Lorca:

Escuela
Federico García Lorca

MAESTRO
¿Qué doncella se casa
con el viento?

NIÑO
La doncella de todos
los deseos.

MAESTRO
¿Qué le regala
el viento?

NIÑO
Remolinos de oro
y mapas superpuestos.

MAESTRO
Ella ¿le ofrece algo?

NIÑO
Su corazón abierto.

MAESTRO
Decid cómo se llama.

NIÑO
Su nombre es un secreto.
La ventana del colegio tiene una cortina de luceros.

Post Relacionados con Poesía en Puntos de Vista, en este link