Se fue Uribe, el estratega de los grandes logros en el fútbol peruano. El será siempre el de los resultados históricos, como por ejemplo con Uribe nos ganó Japón por primera vez en la historia. Con Uribe nos ganó Venezuela en un partido de Copa América, por primera vez en la historia. Uribe, además, será el entrenador de los planteamientos agresivos e innovadores, el que llevará ocho arqueros, nueve delanteros y dos defensas y dos medio campistas. Será también recordado como el que descubrió a Muchotrigo, ese jugador que no aportó nada, aquella primera vez que estuvo a cargo de la selección, y que luego descubrió el huarique japonés.

En fin, Uribe es realmente el diamante… pero el diamante en BRUTO.

Roberto Pável
Jáuregui Zavaleta