“Veteranos de guerra estadounidenses que combatieron en Irak y en Afganistán presentaron una demanda contra el gobierno de Estados Unidos, al que acusan de retrasos en pagos de compensación por discapacidad y en tratamientos de salud mental”
BBC.com

Las contradicciones de las guerras de “invasión” son varias; una de las más saltantes, es que usualmente benefician a pocos. La historia cuenta que mientras los senadores y patricios tenían asciendas del tamaño de provincias actuales, el pueblo romano se reducía a una nación de mendigos y de chusma. A la larga el proceso trajo como consecuencia la destrucción de la ciudadanía responsable formada por ciudadanos trabajadores.

Obviamente EE. UU. no es Roma, ni el sistema económico es el mismo; y la nación norteamericana aun se levanta como la más poderosa de la Tierra; pero los saldos de la guerra contra Irak son inciertos. Cuando nos preguntamos a quién favorece esta guerra, ¿quién gana en todo este asunto? No me parece que el ciudadano promedio se esté beneficiando, ni que ahora tenga motivos para sentirse más seguro que antes. Por lo visto, tampoco los soldados, que arriesgaron su propia piel, han pasado sus facturas.

Por lo pronto, una coalición de grupos de veteranos norteamericanos fundamenta su demanda en los siguientes argumentos:

“…se está violando la Constitución y la ley federal, que ordena que se provea de al menos dos años de atención médica a los veteranos afectados.
Aseguran que a menos que se tomen medidas drásticas, el costo para la nación será incalculable, “en términos de familias rotas, una nueva generación de desempleados y veteranos sin vivienda, así como incremento en abuso de droga y alcoholismo”, entre otros. “
BBC.com

Todo apunta a que habrá dos frentes en los que han de luchar estos soldados: 1.- El frente de batalla en Irak; y 2.- El frente legal en los EE. UU.

Lo paradójico que del asunto es que parece ser que el gobierno norteamericano tendría ahora también dos enemigos que vencer: 1.- A los soldados iraquíes en la lejana Mesopotamia; y 2.- A los soldados norteamericanos en las cortes norteamericanas.

Roberto Pável
Jáuregui Zavaleta

Temas relacionados:
Bush reconoce maltrato a soldados
10,000 soldados heridos en irak