“es una tesis dogmática no acorde con la realidad de hoy”
Hugo Chávez

En palabras de BolPress:

“Señaló que tesis como la de la clase obrera como el motor del socialismo y de la revolución están obsoletas. “El trabajo hoy es otra cosa, es distinto, está la informática y la telemática, y Carlos Marx ni siquiera podía soñar con estas cosas”
Bolpress

La idea de un comunismo o socialismo sin Marx suena como un Cristianismo sin Cristo. Hugo Chávez dice que Marx es un dogma que no tiene nada que ver con la realidad de hoy, supongo que Fidel debe tener un pensamiento semejante. Una lectura de las implicancias nos sugiere que Chávez se estaría presentando como una suerte de sustitución de Marx, quien escribía largos libros “dogmáticos” que trastornaban el mundo; mientras que él se dedica a insultar curas y presidentes en discursos que excitan la imaginación popular.

¿Un socialismo sin los dogmas de Marx implicaría una vuelta a las utopías de antaño? Nada de eso, significa más bien un paso adelante, un andar hacia las visiones socialistas de Fidel Castro y Hugo Chávez. Ahora, cuando la historia parece estar demostrando que (siguiendo la clasificación materialista) al “comunismo primitivo” le sigue el “esclavismo”, al “esclavismo” le sigue “el feudalismo”, al “feudalismo” le sigue “el capitalismo”, al “capitalismo” le sigue “el socialismo”, y al “socialismo” le sigue otra vez “el capitalismo”… por lo menos Europa del Este, la Ex Unión Soviética, serían la prueba, más aun cuando la misma China viene tomando esa dirección, tomando en cuenta que su auge económico está relacionado con el “modo capitalista” de producción y no con la economía socialista.

Que el capitalismo implica un modo desigual de distribución de riqueza es tan innegable históricamente como que el socialismo consiste en la distribución desigual de la pobreza; ya que en la práctica ha significado la transición de una aristocracia de la riqueza a una aristocracia totalitaria de burócratas, que además disfrutan de riqueza ajena y poder sin control. Para mayores ejemplos, dictaduras socialistas asiáticas y europeas y bueno… un tal Hugo Chávez.


De lo mencionado, resulta natural que los socialistas modernos y autoritarios se sientan un poco avergonzados de usar a Marx como justificación oficial (En la práctica le siguen sacando el jugo a la “Lucha de Clases” y la “Revolución”). En este punto alguien se preguntará, ¿en qué consiste, entonces, la praxis e ideología de la nueva revolución? Sin Marx ¿a dónde apuntan Fidel y Chávez? ¿Al comunismo sin Estado y sin burocracia? Nada de eso, se trata simplemente de aferrarse a la mamadera del poder con dientes y uñas… esa es la nueva ideología de la nueva revolución.