“A pesar de que lo nieguen los nacionalistas, sí existe contenido político en la ayuda social del ALBA y el gobierno venezolano al Perú. Prueba de ello es una inmensa banderola roja con el rostro de Hugo Chávez y frases alusivas al socialismo colocada en Iquitos en el proceso de registro de 105 loretanos que partieron para ser operados de la vista en Venezuela. El canciller José Antonio García Belaunde dijo que el APCI podría encargarse de investigar la ayuda del chavismo. “Se trata de cooperación externa y debe ser fiscalizada”, dijo.
A pesar de que lo nieguen los nacionalistas, sí existe contenido político en la ayuda social del ALBA y el gobierno venezolano al Perú. Prueba de ello es una inmensa banderola roja con el rostro de Hugo Chávez y frases alusivas al socialismo colocada en Iquitos en el proceso de registro de 105 loretanos que partieron para ser operados de la vista en Venezuela.”
Iquitos y Hugo Chávez
Correo. Com

Son cerca de las cinco y treinta de la mañana, y con un leve insomnio a uno se le ocurre cualquier cosa. Leía que Correo publica que la ayuda que el ALBA estaría dando en Iquitos es similar a las ofertas y regalos que hace Raúl Romero en sus programas de concursos: pura propaganda. En el caso de Chávez, se trataría de propaganda política chavista, la prueba “una inmensa banderola roja, con el rostro de Hugo Chávez y con lemas
socialistas”. La pregunta de cajón:

¿Por qué Hugo Chávez desplegaría propaganda política en un país como Perú?

No es la primera vez que oigo acerca del asunto. Unos amigos en Trujillo me comentaron de becas para jóvenes trujillanos de escasos recursos para estudiar medicina en Venezuela y Cuba; los postulantes se reunían para charlas de capacitación en las que en lugar de hablar de planes curriculares, se exponía el contenido de la ideología socialista según Chávez. El grupo de capacitación nos hace recordar más a los procedimientos de las células de Sendero Luminoso y a los programas de entrenamiento de guerrilleros de Cuba que se menciona en las novelas de Scorza.

Que Hugo Chávez tiene una fijación enfermiza con Bolivar comienza a tomar un sentido preocupante. Desde el momento en que el dictador venezolano (me refiero a Bolivar) tenía el sueño de una America Latina unida bajo un solo gobierno, y el dictador venezolano (me refiero a Hugo Chávez) ha comenzado a armarse con particular esmero; los servicios de inteligencia latinoamericanos deberían estar con más ojo en el autócrata gorila.

Un socialismo sin Marx o un socialismo con Marx, ambos son pretextos para gobiernos totalitarios. La diferencia es que el socialismo sin Marx, usualmente adopta el carácter más hipócrita y “solapa” del autoritarismo, no en vano el partido de Hitler se denominaba “Nacional Socialista”.

Anuncios