En Japón el dinero ha llovido literalmetne del cielo. Además, durante algunos días atrás un desconocido ha dejado sobres con yenes dentros (alrededor de $80.00) para el afortunado que lo encuentre. La respuesta de los japoneses ha sido muy japonesa. Casi todo el dinero ha sido entregado a la policía con evidente molestia por haber encontrado ese dinero.
Probablemente, esto es más que un ejemplo de honradez; tal vez sea la causa escondida de la derrota de Fujimori en su breve vida política como japonés: esa honradez va más allá del chino sinverguenza que ni siquiera pagó el dinero que le había pedido prestado a su mujer…

Anuncios