Dice la BBC

“La oficina del Representante de Comercio de EE.UU. (USTR por sus siglas en inglés) argumenta que estas faltas representan pérdidas por miles de millones de dólares en sus industrias editorial, de producción de música y de programas de computación.
Al hacer el anuncio, Sean Spicer, portavoz de la USTR, dijo que la solicitud de su gobierno será considerada en la próxima reunión del Organismo de Solución de Diferencias de la OMC, prevista para fines de este mes.
Es la tercera vez que el gobierno de George W. Bush presenta un caso formal contra China ante la OMC. En septiembre de 2006 fue por una disputa sobre autopartes y en julio de este año por subsidios comerciales.”
BBC.Com

Hace varios años en una clase, discutiendo los efectos de la globalización, observábamos su particular incidencia en la homogeneización de la cultura. Una lengua se impone frente a las otras, una forma de vestir se convierte en predominante, una manera de valorar las cosas se hace lo recto y un solo Derecho termina por regular la diversidad.

El tema de la unificación del Derecho no supone, necesariamente, una serie transiciones pacíficas, como ya dijimos en otros posts, solamente los ilusos piensan en la política y los políticos como un cuento de hadas en la que príncipes azules luchan por el pueblo. Una de las primeras globalizaciones en la historia fue el domino romano sobre el Mediterráneo, y estuvo lejos de ser un cuento para niños.

Ahora Estados Unidos busca uniformizar las reglas comerciales al interno de China, del mismo modo que busca modificar las reglas laborales en el Perú. Como se ve, la discusión acerca de si la globalización es “buena”o “mala”, en este punto, es tan ociosa como preguntarse acerca de la bondad de la rotación de la tierra… una vez montados en el burro es mejor pensar en como avanzar sin morir en el intento.