Aquí algunos fragmentos de Samuel Escobar en el CLADE I (1969) y del evangelio:

“Hasta aquí en América Latina ha habido tendencia a identificar la preocupación por o social con el liberalismo teológico, o con un enfriamiento en cuanto a la lucha evangelizadora. Debemos de una vez por todas acabar con esta confusión lamentable.”
Samuel Escobar

“Sostenemos que una evangelización que no toma nota de los problemas sociales y que anuncia la salvación y el señorío de Cristo dentro del contexto en que viven los que escuchan, es una evangelización defectuosa que traiciona la enseñanza bíblica y no sigue el modelo propuesto por Cristo, que envía al evangelizador.”
Samuel Escobar

“Pareciera como si el crecimiento de las iglesias y denominaciones hubiese concentrado la atención en la maquinaria eclesiástica misma cerrando los ojos ante las necesidades del mundo, acallando la compasión en un típico proceso de aburguesamiento. “
Samuel Escobar

“Vuestro oro y plata están enmohecidos; su moho servirá de testimonio contra vosotros y devorará vuestra carne como fuego. ¡Habéis amontonado tesoros en los últimos días! He aquí clama el jornal de los obreros que segaron vuestros campos, el que fraudulentamente ha sido retenido por vosotros…”
Santiago 5: 3,4

“En el pasado nos han dicho que nonos preocupemos por cambiar la sociedad porque de lo que se trata es de cambiar a los hombres. Los hombres nuevos cambiarán la sociedad. Pero cuando los hombres nuevos empiezan a preocuparse por cambiar la sociedad se les dice que no se preocupen, que el mundo siempre ha estado mal, que nosotros esperamos cielos nuevos y tierra nueva y que este mundo está condenado a la destrucción ¿para qué intentar mejorarlo? Lo malo es que quienes esto enseñan disfrutan muy tranquilos de todas las ventajas que este mundo pasajero les ofrece y las defienden con pasión cuando parecen en peligro”
Anónimo citado por Samuel Escobar

“En esto hemos conocido el amor: en que él puso su vida por nosotros. También nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. Pero el que tiene bienes de este mundo y ve que su hermano padece necesidad y cierra su corazón, ¿cómo morará el amor de Dios en él? Hijtos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y de verdad”
1 Juan 3:16-18

Perublogs Tags: