La pregunta del rey español es mucho más complicada de responder que lo que parece. Superficialmente, Hugo Chávez no se calla porque no puede dejar de hablar, no tiene noción de la cortesía ni de ese sabio consejo que reza: “cuando un burro habla, el otro para la oreja”, acostumbrado a hablar lo que se le ocurra y cuando se le ocurra (y encima, ser celebrado por sus beneficiarios), puede estar comenzando a perder la noción de la realidad… por otro lado, el rey de España, ha estado inspirado, ya que en ese gesto ha resumido el sentir de millones de hispano hablantes a quienes Chávez hace rato que ha dejado de dar risa…

Unos minutos con la elocuencia de Hugo Chávez, que amenaza con Vietnams a los Bolivianos, hace que pierda la paciencia un sujeto acostumbrado a reuniones políticas, ¿se imaginan a los pobres venezolanos que deben escucharlo por “cadena” de TV a nivel nacional?