*********

Luego de los partidos Perú – Brasil y Perú Ecuador, se ha podido comprobar que, como lo dijimos, en este post; el fútbol peruano en esta eliminatoria está en una situación más trágica que la hija del jardinero. Lo que es novedoso en todo esto es la nota de sadismo, por la cual hace te ilusionan con actuaciones un poquito por encima de lo mediocre para luego salir a dar pena y vergüenza ajena.

*********

Bien se dice que la “muestra” es un “universo” en pequeño. En ese sentido la selección es una “muestra” de ese universo al que denominaremos sociedad peruana. Se podría comparar la eficiencia de Pizarro con la del Ministro del Interior y a Burga con Alan. En una analogía la selección de fútbol es al fútbol como el gobierno es a las políticas de Estado; los oficiales son al ejército; los catedráticos son a la universidad; los jueces son a la Corte; etc. etc.

*******
Por último, si un árbitro quiere favorecer a Brasil y se pone a repartir tarjetas y le saca, por ejemplo, tarjeta amarilla a Mendoza por quitarle la pelota a Ronaldihno, ¿por qué no le ponen unas diez tarjetas amarillas a Pizarro para que se vaya sentar de una vez por todas?… podría ser la suerte del perdedor.
*********
Sobre este punto, si Pizarro viene para aportar con su experiencia de juego en Europa, debería jugar en la banca, porque eso es lo que está haciendo en Europa… ¿digo no? Cada uno debe aportar con lo que tiene…

Anuncios