Me gusta del Inglés la gramática sencilla. Tal vez hubiera tenido mejores notas en Lenguaje si la conjugación de verbos en español fuera así de simple. Por el contrario, lo que sí es una verdadera complicación es la pronunciación. Como buenos latinos, acostumbrados a nuestras cinco vocales, nos cuesta mucho diferenciar los sonidos entre “hot”, “had” y “hat”; o entre “soup” y “soap” … como se demuestra en los siguientes ejemplos:

Actualización:

Frank Lamca (un buen amigo de Filadelfia) nos recomienda la inclusión del siguiente video, que resume, palabras más palabras menos, lo que aprende un anglohablante después de un sacrificado semestre estudiando español:

Gracias Frank, magnífico aporte