Los celulares han cambiado la manera de vivir a tal punto que no es posible siquiera imaginar la vida sin esa permanente interconexión. Sin embargo, que los celulares hayan también cambiado la manera de morir, o en todo caso, expandido una particular causa de muerte, no estaba previsto en el menú.

Sucede que un estudio propalado por la BBC nos muestra que una persona que envía mensajes de texto mientras maneja es más peligrosa que una persona que maneja bajo influencia de alcohol o drogado. El estudio también revela que, por ejemplo en Inglaterra, los menores de 24 años prefieren mandar mensajes de texto que hablar por teléfono, lo que resulta agravante cuando los menores de 24 en Inglaterra, probablemente ya manejen.

Como demostrando que en todas partes se cuecen habas, se menciona que las campañas de concientización hacen poca mella en la gente joven, ya que como sabemos bien en el Perú es un poco complicado concientizar a quien carece de conciencia. El reportaje cierra con el caso de un joven que había muerto atropellado por un chofer que había estado escribiendo un mensaje de texto.

La cuestión abre todo un campo al Derecho, a los tribunales y a los cementerios.

Más sobre celulares en Puntos de Vista

Fuente: BBC.Com